¡TOC TOC!

¡Hola! Soy Julia Vila y lo que ves en esa ilustración es mi taller, uno de mis rincones favoritos donde siempre me acompaña mi fiel y amorosa gatita Lola. Aquí realizo las joyas que hago a mano con mucha pasión y mimo. Algunas son personalizadas y otras simplemente las hice porque me apetecía llevar ese diseño que rondaba en mi cabeza y pensé que a alguien más también le podía gustar.

Nací en Lleida y a los 18 me fui a Barcelona a estudiar Bellas Artes donde la ilustración (mi otra gran pasión desde que tengo uso de razón) y el grabado dieron alas a mi creatividad. Descubrí una ciudad llena de oportunidades y repleta de inspiración, la que me ha visto crecer tanto artística como personalmente.  Mis inicios en el mundo de la joyería fueron sobre los 16 años en un taller de vidrieras donde hice joyas de vidrio, más tarde utilicé madera, arcilla polimérica… hasta que en 2013 me apunté en la Escuela JORGC en mi querida Barcelona y ahí aprendí la base sobre algunas técnicas en joyería con metales como la plata.

Un buen día me decidí a abrir una cuenta en Instagram y sin buscarlo ni esperarlo me salió un pedido de alguien que no conocía. ¡Increíble! Acostumbrada a tener encargos de amigos y familiares me llevé una gran sorpresa y emoción que a día de hoy todavía siento cuando alguien decide depositar su confianza en mi trabajo. Ese es mi motor y mi motivación.

Te invito a que te pongas cómoda/o y des una vuelta por mi mundo. ¡Espero sacarte alguna que otra sonrisa!